Historia
1 - 2 - 3 - 4 - 5 - 6

Pag. 1

 

Vuelta de la Compañía de Jesús

P. Provincial, Ramón Lloverola

1927 - 1928


El 4 de enero de 1927 marca un verdadero acontecimiento histórico la vuelta de los JESUITAS al PARAGUAY, después de 158 años de exilio. El P. Felipe Lérida fue nombrado Superior de la Misión de los Padres Jesuitas; le acompañaban el P. Eustaquio Zurbitu, de carácter abierto y jovial, buen orador; el P. Antonio Crespi, buen operario, y los H H. C C. Leonardo Mühn y Justo Farías.


Tuvieron un cordial recibimiento en Asunción de parte del Obispado, del Centro de Estudiantes Católicos y Sacerdotes de las distintas parroquias. La primera noche fueron alojados por los Padres Bayoneses del Colegio de San José, quienes celebraron este momento histórico con un vino de honor, que fue agradecido por el P. Lérida con breves y emocionantes palabras.


Al día siguiente, después de celebrar la Santa Misa en el Colegio pasaron a la Casa Provincial, situada en la Avda. Colombia (hoy Mariscal López Nro. 1.201, propiedad de Doña Asunción Martínez de Bogarín, quien gentilmente les cedió. Hermoso chalet, confortable y bien ubicado pero demasiado lujoso, que contrastaba con la pobreza de los jesuitas, razón por la que debieron abandonarlo más tarde.


El día séptimo, Primer Viernes del mes, en altar provisorio, equipado por la solícita caridad de las madres del "Buen Pastor", se celebró la Primera Misa, a la que siguieron luego una serie de predicaciones y confesiones. Al mismo tiempo de estos actos litúrgicos, el P. Lérida se movía en busca de un solar para ubicar en forma estable dicha comunidad.


Como la capilla era sumamente pequeña para el número de feligreses que acudían a ella, urgía salir de esa estrechez, y se decidió la compra de tres lotes entre las calles Colón e Igatimí (hoy Ygatimi) y Montevideo.
El primer lote, sobre Colón, con una edificación familiar, buena para la época; el segundo también con frente sobre Colón, pero lindando al Sur con la anterior y la tercera finca lindando con la primera hasta la esquina noroeste, de 88 m. sobre la calle Colón y 100 m. sobre la de Ygatimi. En ella había funcionado la Escuela Natalicio Talavera, en un caserón construido por los brasileños en la guerra del 70 para hospital de sangre.


Como la casa no ofrecía el mínimo de holgura necesaria para el desarrollo de las actividades y la preservación de la salud, el P. Superior pensó y planeó la construcción de algo que dentro de la pobreza religiosa permitiera desarrollar mejor los trabajos.


El lunes 30 de enero de 1928, se abrieron los cimientos para construcción, la cual formaría un ángulo recto que arrancando la casa habitada, doblaría hacia el antiguo caserón escuela, en cuya parte norte tenía adosada la Capilla.
Con esto tendría 5 piezas habitación, comedor y ante-comedor, cocina y baño.


Se amplió además la Capilla. La obra tenía la forma de cruz latina, de 21 m. de largo y 5 m. de ancho. En su presbiterio de 5 x 4 mts. se colocó un altar de mármol y comulgatorio del mismo material.


La inauguración solemne de la capilla se llevó a cabo el 27 de Octubre de 1928, vísperas de Cristo Rey.

 

1 - 2 - 3 - 4 - 5 - 6
Colegio Cristo Rey, Institución Educativa de los Jesuitas © 2009 - 2017 Todos los Derechos Reservados
Webmaster